Esos Tus Ojos Misericordiosos: Los Sentidos Y Los Sentimientos Que Tuvo Cristo Jesus

Esos Tus Ojos Misericordiosos: Los Sentidos Y Los Sentimientos Que Tuvo Cristo Jesus

escrito por Raniero Cantalamessa

Lee libros sin límites en cualquier dispositivo

Resumen de Esos Tus Ojos Misericordiosos: Los Sentidos Y Los Sentimientos Que Tuvo Cristo Jesus

Se frecuenta decir que, con Cristo, la misericordia de Dios se realizó carne. Pero la misericordia de Dios no se realizó carne solo en sentido abstracto y ontológico, o sea, en el sentido de que ha asumido una naturaleza humana. Se hizo carne tambien en sentido concreto, visible, tangible. Aceptó ojos humanos para mirar, oídos humanos para escuchar, voz humana para hablar, manos humanas para estrechar y acariciar, pies humanos para caminar, rostro y sentimientos humanos para hacer llegar.En estas páginas nos transformamos en espigadores, como Rut, la moabita de la Biblia, para agarrar de los evangelios todas aquellas alusiones que nos hablan del empleo que Jesús hizo de los sentidos y de los integrantes de su cuerpo humano para filtrar en el mundo, como por múltiples poros, el bálsamo y el perfume de la misericordia del Padre.

Mas información de Esos Tus Ojos Misericordiosos: Los Sentidos Y Los Sentimientos Que Tuvo Cristo Jesus

Registro ISBN: 9788428836593

image/svg+xml Categoria: Ciencias Humanas, Cristianismo, Religión

Autor: Raniero Cantalamessa

Editorial: Ppc

Numero de paginas: 96

Año de Publicación: 2021

Lugar de publicación: Es

Encuadernación Original: Tapa Blanda

Libros y Audiolibros ilimitados en cualquier dispositivo

Libros y Audiolibros similares a Esos Tus Ojos Misericordiosos: Los Sentidos Y Los Sentimientos Que Tuvo Cristo Jesus

El Cantar De Heike I

Los mucho más poderosos clanes de samuráis, los Heike y los Genji, sostienen una encarnizada lucha por el poder en…

Perro Apestoso

Te mostramos a Perro Maloliento. Vive en un cubo de basura, huele a sardinas, está repleto de pulgas y su…

Batman: Tres Jokers

¿Quiénes son los tres Jokers? Batman no comprende cómo ni por qué, pero es un hecho indudable: el hombre al…